T

Día del orgullo LGTBIQ+

¡Es hora de poner los colores en acción! En el Día del Orgullo LGTBIQ+, celebremos con alegría, libertad y mucho amor, derribando prejuicios y bailando al ritmo de la diversidad.

El Día del Orgullo LGTBI+ es un momento para celebrar y reconocer los derechos y la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y de otras orientaciones e identidades de género. En este día, se alzan voces para exigir respeto, visibilidad y aceptación. Es un recordatorio de que todos merecemos amar y ser amados sin importar nuestra orientación sexual o identidad de género. Es una oportunidad para construir un mundo más inclusivo y seguro para todos. 

DÍA INTERNACIONAL DEL ORGULLO

El Día Internacional del Orgullo LGBT, también conocido como Día Internacional del Orgullo, es una celebración que se lleva a cabo a nivel mundial cada 28 de junio en conmemoración de los históricos disturbios de Stonewall de 1969. Esta fecha tiene como objetivo reafirmar el sentimiento de orgullo en las orientaciones sexuales e identidades de género que tradicionalmente han sido marginadas y reprimidas, y busca visibilizar su presencia en la sociedad y sus demandas. En muchos países y ciudades, este día coincide con la Marcha del Orgullo y otras festividades relacionadas con el movimiento LGBT. Además, en algunas capitales se celebra una “semana del orgullo” o un “mes del orgullo”, que no siempre están sincronizados con esta fecha en particular.

La esencia fundamental del “orgullo LGBT” radica en que ninguna persona debería sentir vergüenza por quién es, sin importar su orientación sexual o identidad de género. Surge como una respuesta política a los diversos mecanismos utilizados por el sistema tradicionalista contra aquellos que se “desvían” de la heteronormatividad, como la vergüenza, la exclusión y la violencia física que incluso puede llegar a ser mortal. Desde un punto de vista lingüístico, el término “orgullo” se refiere al amor propio y al respeto que cada individuo tiene hacia sí mismo como merecedor de consideración y respeto. Esta definición transmite la idea de una dignidad intrínseca que todo ser humano posee y que no debería verse afectada por su orientación sexual o identidad de género.

Historia y los disturbios de Stonewall

Los disturbios de Stonewall se refieren a una serie de manifestaciones espontáneas y violentas que ocurrieron como respuesta a una redada policial llevada a cabo en la madrugada del 28 de junio de 1969, en el popular bar Stonewall Inn, ubicado en el barrio de Greenwich Village en la ciudad de Nueva York. Estos disturbios son ampliamente reconocidos como un hito histórico, ya que marcaron la primera ocasión en la que la comunidad LGBT en Estados Unidos se levantó en protesta contra un sistema que perseguía a las personas homosexuales con la aprobación del gobierno. Además, se consideran como el punto de partida del movimiento moderno en defensa de los derechos LGBT, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial.

Durante las décadas de los años 50 y 60, la comunidad gay y lesbiana en Estados Unidos se enfrentaba a un sistema legal mucho más hostil hacia la homosexualidad en comparación con muchos países al este del telón de acero. La gran mayoría de los estados del país, salvo Illinois, penalizaban las relaciones sexuales consensuadas entre adultos del mismo sexo en el ámbito privado. En aquel entonces, en 1961, un hombre adulto podía ser acusado de un “crimen” por tener relaciones sexuales consensuadas con otro adulto del mismo sexo en la privacidad de su hogar, y se le podía imponer una multa ligera o incluso enfrentar penas de cinco a veinte años, e incluso cadena perpetua, en prisión.

Hasta 1971, veinte estados mantenían leyes que permitían la detención de personas homosexuales bajo la categoría de “psicopatía sexual”. En Pensilvania y California, aquellos considerados “ofensores sexuales” podían ser internados de por vida en instituciones mentales, y en siete estados se les podía castrar. Durante las décadas de 1950 y 1960, los psiquiatras utilizaban métodos como la castración, la terapia emética, la hipnosis, la terapia de electrochoque, las lobotomías y las terapias de reorientación sexual en un intento de “curar” los deseos homosexuales de las personas.

Los primeros grupos homófilos en Estados Unidos promovían una cultura de no confrontación entre homosexuales y heterosexuales, con el objetivo de demostrar que las personas homosexuales podían integrarse en la sociedad. Sin embargo, los últimos años de la década de 1960 fueron turbulentos debido a la convergencia de diversas luchas sociales, como el movimiento afroamericano por los derechos civiles (1955-1968), la contracultura de los años 60 y las protestas contra la guerra de Vietnam. Este ambiente de agitación, combinado con la atmósfera liberal de Greenwich Village, tuvo un impacto en el desencadenamiento de los disturbios de Stonewall.

Marchas y celebraciones

La celebración del orgullo LGBT se lleva a cabo comúnmente con vibrantes marchas del Orgullo (conocidas como pride parades en inglés y marches des fiertés en francés), que coinciden con el inicio del verano en el hemisferio norte. Durante estas festividades, los símbolos del orgullo LGBT, como la bandera con los colores del arcoíris y los triángulos rosas, son exhibidos. Estas celebraciones no solo brindan espacio para las demandas sociales y políticas que identifican a los colectivos participantes, sino que también ofrecen actividades culturales y recreativas.
 
Aunque muchas leyes que penalizaban las prácticas homosexuales han sido superadas en gran parte del mundo, en la actualidad se sigue luchando por la despenalización en otros países, así como por otros temas en los que persiste la discriminación hacia la comunidad LGBT. Estas luchas incluyen la batalla por la legalización del matrimonio homosexual, el reconocimiento de las familias homoparentales (a través de la adopción de hijos por parejas homosexuales), el respeto a la identidad de las personas transgénero y sus derechos (como el cambio legal de género y nombre, acceso a tratamientos hormonales y quirúrgicos, entre otros), y la denuncia de la persistente LGTBfobia (incluyendo lesbofobia, homofobia, transfobia y bifobia).

Europa: En Europa, cada año las organizaciones LGBT de todos sus países eligen una ciudad diferente de forma itinerante para celebrar conjuntamente el orgullo LGBT de todo el continente, conocido como Europride en inglés.

Dentro del ámbito europeo, la marcha del orgullo más concurrida es la de Madrid, atrayendo a hasta 2 millones de asistentes. También son destacadas las celebraciones en París y Londres, con alrededor de 500,000 asistentes cada una. Ámsterdam y Estocolmo, por su parte, congregan a aproximadamente 300,000 personas en cada ciudad, mientras que en Roma participan alrededor de 200,000 asistentes.
 
España: Desde el 6 de julio de 2018, en España se reconoce oficialmente la celebración del “Día Nacional del Orgullo Gay”.
 
La marcha del Orgullo más destacada en Europa es la de Madrid (MADO), que tiene un alcance nacional y en los últimos años ha congregado a más de un millón de asistentes. En ocasiones especiales como el Europride de 2007 y el WorldPride de 2017, se han alcanzado cifras aún mayores, convirtiéndola en una de las celebraciones más populares de España.
 
Los organizadores de MADO, como AEGAL (Asociación de Empresarios y Profesionales para LGBT de la Comunidad de Madrid), COGAM (Colectivo LGBT de Madrid), FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y otras entidades colaboradoras, junto con voluntarios, diseñan un amplio programa de actividades culturales (espectáculos, conciertos, conferencias, exposiciones artísticas, etc.) y lúdicas (competiciones deportivas, carreras de tacones, desfiles de moda) durante la semana del Orgullo.
 
Estas actividades están dirigidas tanto a los residentes del barrio de Chueca como a los visitantes y turistas que se unen a la celebración. Además del pregón oficial, la manifestación principal se lleva a cabo con un desfile animado, con carrozas, música y baile, que recorre desde la glorieta de Atocha hasta la plaza de Colón.
 
Otras ciudades en España también celebran el Orgullo de manera festiva, como Gran Canaria, Barcelona (con 50,000 participantes en la marcha y 250,000 en las celebraciones, considerado el mayor Orgullo del Mediterráneo según sus organizadores), Sevilla (con 10,000 asistentes en 2015), Valencia, Bilbao, La Coruña, Zaragoza, Murcia, Cartagena, Valladolid y Palma de Mallorca, entre otras.
 
Alemania: En Alemania, las celebraciones del Orgullo LGBT suelen ser conocidas como Christopher Street Day (CSD), en honor a la calle donde se encuentra el Stonewall Inn. Algunas de las celebraciones más concurridas tienen lugar en Berlín y Colonia.
 
América: En América del Norte, las manifestaciones más destacadas de la zona incluyen las de Nueva York, San Francisco, Ciudad de México, Monterrey y Toronto. En América Central, se llevan a cabo marchas en ciudades como San José de Costa Rica, San Salvador en El Salvador y Ciudad de Panamá.
 
En América del Sur, destaca una de las marchas del Orgullo LGBT más concurridas del mundo: la marcha del Orgullo LGBT de São Paulo, que atrae a un número de asistentes que oscila entre dos y tres millones. También son muy importantes las manifestaciones en Caracas y Bogotá. En el caso de la marcha del Orgullo en Buenos Aires, a partir de 1992 comenzó a realizarse el primer sábado de noviembre en conmemoración del 30º aniversario de la fundación de “Nuestro Mundo”, el primer grupo homosexual de Argentina y de toda Latinoamérica. Además, ciudades como Guayaquil y Quito (Ecuador) y Lima (Perú) también se han sumado con sus respectivas marchas.
 
En esta región del mundo, existe una gran diversidad en la lucha: se unen colectivos trans, lésbicos, organizaciones que combinan lo racial con la identidad de género y la orientación sexual, y organizaciones cuyo enfoque es la prevención del VIH, entre otros. El panorama es muy desigual, ya que mientras en algunos países existen leyes importantes que protegen los derechos de las personas LGBTI, como el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y leyes antidiscriminación, en otros se enfrentan a la persecución sistemática e incluso a la penalización de las orientaciones e identidades que van en contra de lo hegemónico.
 
Oceanía: En Australia, uno de los eventos destacados es el Mardi Gras gay y lésbico de Sídney, que se celebra en febrero y marca el cierre del verano austral. A diferencia de otras marchas del Orgullo, este evento se distingue por su singularidad y vitalidad en la ciudad de Sídney.

Personaliza tu camiseta, sudadera o complemento con nuestros diseños más diversos…

15,75
15,75
15,75
15,75

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *